La población española y europea envejece a un ritmo imparable y el mercado de trabajo se está transformando también: la población activa está formada por más mayores y más mujeres mientras que el número de jóvenes sigue decreciendo. Las consecuencias de...

Share